HISTORIA DE LAS CIVILIZACIONES
Popup

Antigua Roma. Etapas históricas


Roma - Historia de las civilizaciones


Las etapas históricas de Roma corresponden a tres grandes períodos:
  • Monarquía
  • República
  • Imperio
Mapa de la expansión de Roma en cada una de sus etapas históricas.

La Monarquía (del 753 a.C. al 509 a.C)

Durante los dos primeros siglos de existencia de Roma, la ciudad fue gobernada por reyes. El rey, elegido por el senado, concentraba todos los poderes y era un cargo vitalicio. Suyo era el máximo poder militar y religioso.

En este período el monarca Numa Pompilio instaura según la leyenda el calendario de 12 meses, el pueblo se transforma en ciudad, el territorio romano se divide en distritos, se construye el puerto de Ostia aumentando los intereses comerciales hacia el mar Tirreno (en el 509 a.C se firma un tratado entre Roma y Cartago).

Será precisamente el año 509 a.C. el del fin de la Monarquía. En ese año el rey Tarquino el Soberbio, que gobernaba de forma autoritaria y despótica, es expulsado después de una revuelta.


La República (del 509 a.C. al 27 a.C.)

Después de la expulsión del último rey, los romanos iniciaron una nueva forma de gobierno: la República.

A partir de ahora serán dos cónsules, elegidos por por un año, quienes dirigirán la ciudad en acuerdo con el senado. Tanto los cónsules como los miembros del senado son patricios (miembros de familias nobles).

Los distintos integrantes del aparato de gobierno (los dos cónsules, los pretores, los censores, los cuestores,...) son elegidos por los ciudadanos de Roma. A los cónsules los eligen los electores y a los miembros del senado los censores, que previamente han sido elegidos por los electores.

Durante este período Roma se convierte en una potencia lo que le permite enfrentarse a Cartago, contra quienes mantuvieron tres guerras. La rivalidad romano-cartaginesa llevará a la destrucción de Cartago en el año 146 a.C. durante la tercera guerra púnica.

En el período republicano el ejército se convierte en profesional y permanente.

Si bien la organización política de Roma buscaba garantizar la convivencia entre las diferentes fuerzas sociales los enfrentamientos entre plebeyos y patricios son constantes, al reclamar los primeros más derechos. Finalmente, los plebeyos sí podrán elegir a sus representantes, los tribunos, que podrán oponerse a determinadas decisiones.

El final del período republicano está marcado por guerras civiles y por el enfrentamiento interno entre patricios y plebeyos.

Tras el asesinato de Julio César el 15 de marzo del año 44 a.C (los idus de marzo), y una vez sus reponsables son vencidos, se forma un nuevo triunvirato con Octavio, Lépido y Marco Antonio.

Será en el año 27 a.C. cuando Octavio, después de vencer a sus rivales Lépido en el 36 a.C. y a Marco Antonio en el 31 a.C, devuelva  la paz y se convierta en el primer emperador. Aunque el senado sigue existiendo, Octavio Augusto logra para sí mismo todo el poder. La república muere y nace el Imperio.


El Imperio (del 27 a.C al 476 d.C)

Este período empieza en el año 27 a.C con Octavio Augusto como emperador y durará hasta la desaparición de Rómulo Augústulo, el último emperador romano de Occidente, en el año 476 d.C.

Durante esta etapa se superan las crisis sociales y políticas que el sistema republicano no pudo hacer frente.

Esta centralizada forma de gobierno tuvo como pilares al ejército, los funcionarios, el ejército, y el incremento y mejora de las vías de comunicación.

Los territorios conquistados por Roma alcanzan su máxima extensión.

Si bien el período abarcado por los siglos I y II d.C fue conocido como Pax Romana, desde el siglo III d.C el imperio romano padeció una serie de crisis militares, políticas y económicas causadas entre otros aspectos por: el debilitamiento del poder del emperador, el fortalecimiento del papel del ejército en las provincias, la presión de los pueblos germánicos por el norte y de los partos y persas por el este, los alimentos empiezan a escasear y aumentan sus precios,...

El imperio sufre un proceso de ruralización de la población. Es decir, la población empieza a trasladarse al campo debido a las dificultades de subsistencia en las ciudades.

Para mantener la paz en las fronteras, el emperador Diocleciano creó entre el 286 y el 293 d.C. una nueva forma de gobierno. la tetrarquía, en la cual existían dos emperadores uno occidental y otro oriental, cada uno de ellos con un sucesor, su césar. Al dejar Diocleciano el poder, se inicia la lucha entre sus sucesores quedando vencedor Constantino, que vuelve a unificar todo el territorio romano.

Con la muerte del emperador Teodosio en el año 395 d.C el imperio romano queda nuevamente dividido, ésta vez entre sus dos hijos: Honorio (el Imperio Occidental con capital en Roma) y Arcadio (el Imperio Oriental con capital en Constantinopla). Ya nunca más volverán a unificarse el Imperio Occidental y el Imperio Oriental.

Finalmente las invasiones del siglo V d.C van debilitando el Imperio Romano de Occidente hasta que en el año 476 d.C. el pueblo germánico de los Herulios derrocan a Rómulo Augústulo, el último emperador de Roma, que contaba con 10 años de edad.

El Imperio de Oriente durará todavía cerca de mil años más.

La historia Roma es tan amplia que muchos aspectos sí se han nombrado en este artículo pero que sin duda meceren tener su propio artículo en el que poder desarrollarlos en detalle, como por ejemplo: las desigualdades sociales en la sociedad romana, las guerras civiles, el hundimiento del Imperio, Julio César, Octavio Agusto,...



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada